jueves, 19 de abril de 2018

Solución Violeta: Casa Yori // Apocalipsis: Amoniaco EP // Meridiano De Zürich: Fisurando El Silencio EP // Técnicas Manuales: Las Torpederas


(Publicado originalmente en mi cuenta Facebook el 11 de abril del 2018.)

Me toca pasar revista a algunos lanzamientos mapochos a los que les he pelado oreja en estos días, pese a no ser todos ellos precisamente nuevos o a no compartir inclinación ligera/media/fuerte hacia un género específico -de hecho, lo único común que les une es la nacionalidad.

Se elija tal o cual estética sonora, la mayoría de nuevas bandas pertenecientes a la esfera rock tiende a decantarse por el indie, o en todo caso por la versión del asunto que se utiliza en estos días como moneda corriente de intercambio. Es el caso de Solución Violeta, quinteto oriundo de Gran Valparaíso formado por el baterista Maximiliano Valdez, el vocalista Kevin Lloyd, el tecladista Sebastián Salgado, el bajista Eduardo Zumelén y el guitarrista/vocalista Juan Taibo. Web que visitas buscando info, web que habla de SV como resultado de dos experiencias anteriores: una de ellas es Ilbaffel, donde militaban Zumelén y Taibo. La otra es un proyecto personal de Lloyd, del que no ha trascendido el nombre, y con el que grabó algunos demos de canciones que posteriormente pasarían a formar parte del repertorio del futuro grupo.

Tras publicar dos singles en marzo del 2017, en julio del mismo año aparece el estreno “en 33”, Casa Yori. De manufactura casera, el disco suena sorprendentemente fresco en su versatilidad: “Tardes Muertas De Verano” flirtea con el vaporwave, pero surcos como “Hábito Animal” o “El Club De Las Cabezas Blancas” manejan un rollo entre garage y psicodélico. Por otro lado, “Toda La Gente Se Marchitará” suena un poco a indie surf de revoluciones disminuidas, mientras “Peces Amarillos” concreta un brillante acercamiento al pop cosecha 80s. Primer paso enérgico, considerando que tanto la mezcla como la masterización estuvieron a cargo de los propios muchachos, y que les valió la invitación a participar en el Lollapalooza Chile de este 2018 (18/03). Las letras superan las previsiones promedio inherentes a cualquier debut, pero es claro que aún les falta para llegar a su techo en ese apartado.


Rumbo al norte, hacia la región de Antofagasta. De la ciudad homónima son los rockabillescos Parroquianos, sí, pero también Roborock y Deume -huesos metálicos mucho más duros de roer-. En tanto, Mejillones es la cuna de Indecisión y Apocalipsis, este último un cuarteto que fluctúa entre el heavy y el stoner -autodefinido, para más señas, como de “rock desértico”. Sus integrantes son los guitarristas Francisco Mosco y Arnoldo Torres, el bajista Claudio Hirmas y el batero Pablo Torres. Salvo Mosco, todos colaboran en las vocales.

Apocalipsis ya contaba con un potente y epónimo registro anterior, también en formato extended (2015), del que recuerdo gratamente “Buscando Un Horizonte”. Por ello, escuchar la primera vez Amoniaco EP (2018) me dejó un sabor relativamente agridulce. Tanto “Fantasma” como “El Entierro De Los Gatos”, clasicazo de Los Saicos, no han cuajado todo lo que debieran; pues es cuando el conjunto barrena lo que se le ponga enfrente usando la mugiente densidad gravitacional del bajo, que logra sus momentos más inspirados. Por suerte, éste sí ocupa primeros planos en toda su majestad para “Podrido” y “Amoniaco”, aparejado a los tempos dantescos y las eléctricas con distendidas cuerdas de grueso calibre. Una segunda mitad que logra desequilibrar a favor lo que en principio parecía una travesía incierta. Ahora a esperar la puesta de largo.


Turno para la capital. Y para la polémica, también. A Meridiano De Zürich les acabo de descubrir. El cuarteto de Matías Cabezas (guitarra), Danilo Pérez (también guitarra), Alejandro Riveros (batería) y Francisco Del Campo (bajo); a veces juega a ser exclusivamente post rock, y otras tantas a ser exclusivamente indie. Más preciso es asegurar que la suya es una límbica tierra de nadie entre el post rock de Mogwai, Sigur Rós, Godspeed You Black Emperor! o Explosions In The Sky; y el indie sesudo de mediados/fines de los 90s. Si tuviera que escoger una sola etiqueta, optaría por la de indie, muy al margen de su notable calidad.

Formado a principios del 2012, MDZ ofrece en Fisurando El Silencio EP (2015), su único trabajo editado hasta ahora; un generoso breviario de sus mayores cualidades. Progresiones armónicas que se transforman en estruendosos estallidos de ruido y viceversa, sonoridades minimales que se difuminan en inacabables suites atmosféricas, miméticas mutaciones de dinámica y ritmo, susurrantes voces “instrumentales” que acaban transformándose en pura textura... Grato descubrimiento en los mares del pop sureño más arriesgado, junto a Congelador, Anguila, Cola De Zorro, La Ciencia Simple, ҚALA§A§AỴΛ, Isla Del Sol, La Oficina Del Sueño y Fatiga De Material. Si estuviese permitido al Hombre tender puentes a través del Espacio y del Tiempo, les arreglaría una cita a ciegas con Helicon o con Las Vacas De Wisconsin.


Ya para finalizar este sucinto repaso a vuelo de pájaro, otro grato descubrimiento, el de Técnicas Manuales -y con ello retornamos al viejo Valpo.

Alineación autocatalogada como “folk pop”, y constituida por Pablo Saavedra (percusiones), Esteban San Pedro (baquetas), Jota Ampuero (electroacústica y voz), Ingmar Schröder (guitarra y voz) y Juanito Rojas (bajo); TM ha tenido mucha rotación dentro del circuito porteño antes de su entré oficial (e incluso ha coincidido en varias ocasiones con Solución Violeta). En su cuenta de SoundCloud puede encontrarse todavía una sesión en vivo de siete pistas colgada hace un año, titulada Vamos Todos A La Casa Del Jota, indicio evidente de que el grupo ha ido puliendo composiciones y testeándolas en vivo. De otra manera no me explico la tremenda expectativa generada por el anuncio del lanzamiento de su primer esfuerzo de larga duración, acaecido máxime 21 días atrás.

Bautizado como Las Torpederas, guiño a una playa muy populosa de la localidad, en el sector de Playa Ancha y con un paisaje bellísimo; el disco pinta a Técnicas Manuales como la cara light de Solución Violeta. Son ocho canciones pegajosas pero no empalagosas: voces que tararean antes que cantar, eléctricas que titilan antes que brillar, melodías que pueden ser en paralelo ensoñadoras, twee y melancólicas; como el corte homónimo... El quinteto es inequívocamente indie pop, no se hacen problemas en mostrarse como tal y su atractivo va acorde: ciertamente folk (“La Vergüenza”) y pop (“Ella Me Llamó”, “Se Me Hace”), pero también electronaif (“Día A Día”), post punk (“Hablas De Más”), new wave (“Carrito De Feria”) e incluso fusión (“Tan Especial”). Tal vez la última brisa estival que nos llegue este 2018 desde el querido Valpo, allá en el lejano/cercano Sur.

La edición física corre por cuenta de Sello Recolector, patria discográfica de Fotogramas y Hammuravi, este último el experimento shoegazing de Naty Lane (Fatiga De Material, Adelaida, Platillo Volador). Una cosa nada más por reclamar, eso sí: hasta donde conozco, la única plataforma a través de la cual se puede escuchar Las Torpederas completo es YouTube. Se agradece en ese sentido el upload, pero la pista está llena de pequeños drops, lo cual desmerece el detallazo de compartirlo fuera de Chile.


Hákim de Merv

No hay comentarios.:

Publicar un comentario