lunes, 30 de abril de 2018

27 U H F: Eternal Sunset // Unicrøn: For However Long EP // Entre Asteroides: Entre Asteroides EP


(Publicado originalmente en mi cuenta Facebook el 18 de abril del 2018.)

Más pronto de lo esperado, reaparece con su segundo disco largo el nuevo unipersonal de Marco Luján, 27 U H F; convertido en prácticamente el único acto de vaporwave peruano tras la pausa en que ha entrado MF1914 y la lamentable deserción de Miyagi Pitcher (Okuraseru, 2017, ya le muestra adentrado en vericuetos distintos a los explorados en sus dos primeros volúmenes). Babefake y コダック KODAK circulan todavía en estratos subterráneos y autárquicos, y el/los cuzqueño/s Wiracocha, si bien ha(n) editado un mini-álbum interesante (Qhapac Ñan, 2016); no se adscribe(n) propiamente al “género”.

Prodigalidad para la extensión, tanto en el minutaje (rebasando la hora de duración) como en la cantidad de pistas (20), es la diferencia esencial de este Eternal Sunset con respecto del Nostalglitch (2017). Fuera de ello, y aunque se puedan percibir algunos leves cambios en el matizado de sus tracks, ambos títulos beben de la misma fuente en el mismo sentido: mayor peso en la estética de Baja Fidelidad, lúdico sentido del humor con que seleccionar materia prima para los sampleos, uso intensivo de herramientas digitales para ajustar la velocidad de éstos sin modificar las voces -o modificándolas también.

Ya que los primeros 80s todavía olían fuerte a los últimos 70s en el vocabulario audiovisual del Perú, puede afirmarse que el vaporwave de 27 U H F es más tributario de esta última década que de aquella: no necesariamente porque los sampleos extraídos provengan de ella, sino porque el tratamiento sonoro a que les somete Luján les confiere ese saborcito “seventies” tan peculiar. Pruebas al canto: Raffaella Carrà en “αγαπημένη μου”, el film nacional Muerte De Un Magnate (1980) en “秘書 Bruselas” (el diálogo entre Orlando Sacha y Marta Figueroa orienta sus cerca de seis minutos), el pacharacazo grupo Río en “=(” (parodia voluntaria al “Nobody Here” de Chuck Person) y ese pegadizo comercial ochentoso de Camino Real -más evocado que sampleado, sí- en “C://Camino Real”. Todo empaquetado tras otra portada digna de cualquier obra mayor de vaporwave -si bien no escasean alusiones esporádicas a subcódigos como el future funk o el mallsoft.

(¿Quieres más? Aplícale al 420 ジプシー EP y al sencillo 消費者主義と愚かな約束 Kurismas'82, ambos lanzados el año pasado. Este último lo puedes descargar desde aquí.)


Exceptuando Brasil, Latinoamérica no ha sido una región particularmente propicia para el drum’n’bass. Pese a la asombrosa ductibilidad del género, que le permite sincronizar con el pathos de músicas como el jazz, el hip hop, el reggae (acordarse nomás de la breve asonada ragga jungle que protagonizasen gente como General Levy y Shy FX & UK Apachi) y el trip hop; apenas si he tenido noticias de unos cuantos junglistas argentinos y colombianos. El resto, silencio sepulcral, roto de cuando en vez por algún hit menor/independiente que se abre paso en clave artcore -o es quizá que las escenas latinas de habla hispana son demasiado pequeñas como para ser detectadas más allá de los ilusorios lindes que llamamos “fronteras”.

Al menos ése es el caso peruano, que no ha sabido de drum’n’bass más allá de “Radio Ofoiome” de Eléctrica De Lima, “Lágrimas De Madre” de Miki González (fase Café Inkaterra, 2004), varias composiciones de Luján con su nombre civil y uno que otro experimento perdido de Marujatrax (“Juliet Afroid”, “Resplandeciente”), del primer Semilla Galáctica (“Rastros De Un Sueño”, “Estoy Mejor Y Mejor”) y de Vavas (“Relax It (Ejercicio De La Aplicación)”). Por lo mismo, es de saludar la aparición de iniciativas como la de la célula partisana Bassline Recordings, que desde ya hace por lo menos cinco años atrás viene difundiendo el quehacer de los créditos jungle nacionales y ad-látere.

Son pocos pero son. La discográfica ha puesto para descarga gratuita material de Luján, Barracuda Beats, Insaint, Rashid From Lima (identidad d’n’b del terrorista del mash-up Tribilín Sound), Ras Aderz y Unicrøn; así como las compilaciones en formato extended Saphi Del Bass 1 y 2. Es justamente el último de los mencionados, Unicrøn, quien debuta en Halloween del año pasado con For However Long EP. Techstep del bueno, a medio camino entre el Lado Oscuro del sello No U Turn y el neurofunk de Optical y Grooverider, harto imaginario contrabandeado de la ciencia-ficción y artillería exclusivamente digital. Energía abstracta concentrada en un solo puño/golpe, como cuando haces kata, antes de empezar a pelear; y luego disparada sin misericordia. Drum’n’bass de remarcables niveles artísticos, que sin remilgos se hunde en las pistas de baile para depredarlas. Fastidia nomás que sólo sean tres asaltos -mi favorito: “Something”.


Desde Trujillo, al norte del país, me notician sobre el estreno absoluto de Kevin Quispe (guitarras, bajo, voz) y Gabriel Segura (batería, teclados). Ellos conforman Entre Asteroides, que ha contado con el concurso de Diego Cartulin en guitarra rítmica y percusión para el registro de su epónimo extended.

A EA ya los había escuchado merced a su aporte a la megacompilación Doomed & Stoned Latinoamérica Vol. I (2018), reseñada hace poco aquí. Allí aparece “Paint Wars”, corte a la sazón estrenado como single digital en marzo del 2017. El hecho de que colaborase con la mancuerna norteña Cartulin, proveniente de una banda stoner (Ancestro) que ha dejado boquiabiertos a tirios y troyanos dentro y fuera del país con dos discos formidables, alentaba ciertas expectativas. Antes de que te generes las tuyas propias, va la aclaración: Quispe/Segura no es un tándem stoner. Lo suyo es la psicodelia dura en clave pop (¡¡¡!!!).

No es mala carta de presentación el EP. Pero algo falla. Quizá sea su excesivo apego al manual de vieja escuela. Quizá una ampulosidad que todavía no saben controlar con propiedad. Quizá esa debilidad por extender canciones que, recortadas, se habrían lucido mucho más -la versión ’45 rpm’ de “Paint Wars” tiene un minuto menos que la recogida aquí.

Tampoco es el fin del mundo, pues cualidades a Entre Asteroides EP no le faltan: jams correctamente condensados un par de veces, ragga-blues atronador, guitarra arrebolada de wha-wha, incesantes contrastes ácidos, rítmica ejemplar/expansiva/contundente... Aprobados, por ahora.


Hákim de Merv

No hay comentarios.:

Publicar un comentario