lunes, 5 de junio de 2017

Dante Gonzáles: Universos Paralelos

(Publicado originalmente en mi cuenta Facebook el 28 de diciembre del 2015.)

Tuvieron que desvanecerse más de cinco lustros para que Dante Gonzáles regresase a la cancha por cuenta propia. Son, efectivamente, 16 los años que median entre el hoy lejano Diseñar Y Construir (2001, editado en cassette de manera independiente) y su reciente Universos Paralelos (bajo la égida de Buh Records). Durante todo este tiempo, por suerte, el músico participó en algunos proyectos, siempre en la línea de la música electrónica -con la que se iniciase a través de Casus Belli y Sombras Del Teatro. Recordemos a este respecto su fugaz alias Estación Perdida, su ingreso a Pestaña -el grupo de “electro-estupidez” (sic) que comandase el desaparecido Leonardo Bacteria- y sus poco difundidos/valorados trabajos como parte del ensamble El Hangar De Los Mecánicos (amén de Varsovia, su banda actual).


Algo que me parecía sumamente plausible de la música contenida en Diseñar Y Construir era que partía de Kraftwerk sin excluir referentes entonces contemporáneos, como Aphex Twin, lo que le daba un toque de frescura a composiciones que acaso pudieron haber visto la luz de manera más solemne y/o anquilosada. Por el contrario, Diseñar Y Construir sonaba clásico y a la vez moderno. “Retrofuturista” es una palabra que se podría admitir aquí con ciertas reservas: el concepto se ajusta, pero el vocablo tiene ya un sesgo que remite a estetas del tipo de Stereolab o los primeros Air.


Universos Paralelos se ha enfocado en los 80s. En los primerísimos 80s, habría que precisar. Es decir, en los días en que aún el synth no había recibido la bendición de las masas, y por tanto no había sido asimilado al vocabulario pop que manejaba el mainstream. Inevitable no pensar en los tracks de los primigenios O.M.D. que no llegaron a las radios -“2nd Thought”, “Almost”, “The New Stone Age”-. Inevitable, asimismo, no pensar en John Foxx y su fabuloso Metamatic (1980) -injustamente relegado al olvido en la época, pero luego justicieramente reivindicado. Gonzáles ha cuajado un disco de extraordinario pop sintético, arrellanado sobre capas y capas rítmicas de glaciar geometría tan punzante como delicada. Romántico, lírico, futurista; 'Dantrón' firma un disco bellísimo que no renuncia a colar también minutos más exigentes –“Continuum” parece extraído de los scores con que los músicos más avezados adornaban las sci-fi movies de los 50s y los 60s.

Un disco bellísimo, decía hace unos momentos. Sí. El Arte no tiene la obligación de ser mañana-tarde-y-noche un constante partirse de las aguas, no tiene que estar inventando a cada rato la sopa de ajo (como le decía a una buena amiga). Si lo hace, excelente, es un valor agregado; si no lo hace, suficiente con que ilumine nuestras vidas -más si es en un país como el nuestro, olvidado hace rato por el Tiempo. La melodiosidad y esmero con que ha sido concebido este Universos Paralelos basta y sobra para satisfacer esa conditio sine qua non de la que todo melómano cabal urge.

Felicitaciones, amigo Dante. Ahora sí, no hay excusas para seguir postergando la justa reedición digital del Diseñar Y Construir.


Hákim de Merv

No hay comentarios.:

Publicar un comentario