sábado, 17 de junio de 2017

Platillo Volador

(Publicado originalmente en mi cuenta Facebook el 9 de agosto del 2016.)

(Valparaíso, otra vez. En la geografía sonora del pop chileno, este gran centro urbano debe ser el equivalente a Manchester...)

Las buenas noticias llegan esta vez desde “Valpo”, al noroeste de Santiago de Chile -una escena cuyo semillero parece estar (figuradamente) en llamas. Los amigos que allá residen me hicieron llegar, link mediante, el primer disco de Platillo Volador. Banda fundada en el 2014 por el guitarrista Nicolás Gajardo, el tecladista Diego Guerrero y el baterista Renato Fortezza; no queda claro quién se hace cargo del bajo hasta la grabación del debut, proceso para el que ingresa Naty Lane (Adelaida, Hammuravi, Fatiga De Material).

Platillo Volador contaba ya con un EP anterior, sin embargo, acreditado a la formación inicial y bautizado como Lo Orozco (2015). De este extended, es necesario decir que fue grabado durante una sesión en la emisora más visiblemente reconocida de Valparaíso, la mítica Radio Valentín Letelier (tuve oportunidad de escucharla el tiempo que recorrí esos lares, y doy fe de que ninguna aquí puede siquiera soñar en comparársele). Elegir la opción del registro crudo en directo no fue gratuito, pues se trata de música instintiva, telepática, con tendencia a los colores fríos y 100% instrumental al menos en esta breve jornada. Las etiquetas que aquí encuentran cabida son la del indie rock noventero y la del post rock, (des)balanceadas respectivamente en un 55% y un 45%.

Aludí hace un momento a Fatiga De Material. La mención no es gratuita, ya que Naty y Nicolás ocupan posiciones similares en el estupendo grupo de Bernardo Naranjo. Las diferencias con FDM vienen por el lado de una mayor libertad para experimentar con y en el formato “tema”. En el regazo de Lo Orozco EP, encuentras números de menos de un minuto de duración, que suenan fantasmales sin dejar de ser indies -tal cual los demás temas. El extended duraría menos de diez minutos si no fuese por la versión ‘reprise’ de “Diaguita”, oscura pieza de 12 minutos y pico de duración.

Y, entonces, ¿cierta predilección por el lo-fi? ¿El efecto consustancial al registro en caliente, sin posterior procesamiento? ¿O una mezcla de ambas cosas? La duda parece disiparse con En El Cielo A Las20:00 (2016), un trabajo más pensado, que cuenta con producción detrás (a cargo de Jurel Sónico, el otro 50% de Hammuravi) y el trombón de Felipe Miranda (los teclados de Diego ya no aparecen). El lo-fi opresivo del EP se contrapesa aquí con un mayor vigor en la ejecución de la música misma -solemne (“Anunnaki”), airada (“Elqui”), telúrica (“Orson Welles”) y hasta pop/rock digamos convencional (“Segundo Avistamiento En Navidad”). En El Cielo... fluye mejor. Su camino no se entrecorta por la, ejem, “concisión”. Y sí, en el disco largo se aprecian más esas gotitas de Sam Prekop que antes pasaban piola.

Publicado En El Cielo..., Naty Lane se despidió de la banda. Múltiples cruces de horarios le impiden seguir en el mástil de cuatro cuerdas con PV y a la vez no desatender sus restantes actividades sónicas. El grupo, ya no 100% instrumental, anduvo un tiempo en busca de nuevo/a bajista. Hasta hace algunas semanas, su estado era de disolución fáctica. Pero hará unos quince días Nicolás Gajardo ha anunciado la pronta edición de un nuevo trabajo. :)


Hákim de Merv

No hay comentarios.:

Publicar un comentario